viernes, 31 de octubre de 2008

LA UGT Y LA MADRE QUE LOS PARIÓ



Faltaba la abuela en la fiesta de la cuneta. Y allí se personó la UGT para ir como acusación en la causa general contra el franquismo que ha montado Garzón. Muy perjudicada está la UGT en efecto, pero precisamente por preocuparse de lo sucedido hace 80 años en vez de la que nos está cayendo encima a esos trabajadores que cacarea defender. Pero ya saben, la UGT no va a chistar en contra de su matriz, el PSOE, y su parálisis ante la crisis que nunca existió y que cuando llegó fue culpa de Bush. Y lo mejor para escurrir el bulto es meterse con Franco… o con Aznar.
Tanto interés mostrado por la UGT para esclarecer los hechos acaecidos en la guerra civil, bien podría extenderse a la actuación de su antiguo líder, González Peña, uno de los principales conspiradores del golpe de 1934 y posteriormente responsable de los Tribunales Populares como Ministro de Justicia en plena represión frentepopulista. O Cándido Méndez bien podría desempolvar la memoria de las chekas de la UGT, para reparar la memoria de las víctimas que fueron asesinadas, violadas y robadas y esclarecer la actuación de los “heroicos” ugetistas en las chekas de Estación de Atocha Salón Rojo y Pabellones.
Checas de las Milicias Ferroviarias. Caballero de Gracia, 28.- Sindicato de Tramoyistas de la U. G. T. Eugenio Salazar, 2.- Checa socialista. General Martínez Campos, 23. Checa de las milicias “Leones Rojos”, de dependientes de comercio de la U. G. T. Goya, 10.-Sindicato de Transportes de la U. G. T. Miguel Angel 1-Checa del Sindicato de Dependientes Municipales de la UGT. Montera 22. Checa de los Listeros de la UGT. Nicasio Gallego 19. Sindicato de la Piel de la UGT y checa de milicias. Paseo de Recoletos 23 Checa de la Federación Española de los Trabajadores de la Enseñanza, por poner sólo los ejemplos de los centros de tortura que dirigía la UGT en Madrid capital.
Investigando investigando a lo mejor encontramos a alguno de esos sindicalistas metidos a chekistas entre las listas de esos “represaliados” por el franquismo que Garzón va a contabilizar como víctimas y no como verdugos.
Visto a qué se dedican los sindicatos, lo que uno se pregunta es cuando se va dejar de financiar a costa del dinero de todos a estos señores que ya ni se dedican a defender los intereses de los trabajadores. Aquellos que tanto interés tienen porque el Estado deje de financiar a la Iglesia, bien podrían meter en el mismo paquete a los sindicatos. Que la primera se financie de sus feligreses y los segundos de sus afiliados. No dirán que no es una solución ecuánime.




Contador Gratis

2 comentarios:

Al Neri dijo...

Extraordinario análisis. Los de UGT y el PSOE son precisamente los que más deberían callar sobre la guerra civil.

Javier Ayanotna dijo...

Es increíble la caradura de estos paniaguados. Los llamados sindicatos no son más que burocracias paralelas donde una legión de aprovechados vive a costa de nuestros impuestos.Y, en lugar de callarse por vergüenza torera ante la garzonada siendo, como son, herederos políticos de los más sangrientos criminales de nuestra Guerra Civil, tienen el cinismo de ir de víctimas.