jueves, 11 de marzo de 2010

EL ETERNO DEBATE......

Si no fuera por lo que encierra detras,este debate se habria convertido ya en algo manido y aburrido.El tema de la Camisa Azul sí o Camisa Azul no. En varios foros y debido al acto del pasado 6 de Marzo en Valladolid bajo el título "Alternativas a una España en crisis", que Falange Española de las JONS organizó , en el Hotel Lasa de Valladolid y para no decir que se trataba de celebrar el Acto de fusión de Falange con las Revolucinarias J.O.N.S,se ha vuelto a reabrir el debate, ya que el Jefe Nacional y en un acto que le honra la portaba, con la cansina y equivocada (esta demostrado) defensa de quienes dicen que debemos evitar el uso, ya sabeis, nada novedoso por aquello del acercamiento al pueblo,bla,bla,bla. Quiero extraer algunos parrafos de la defensa en ese foro de camaradas e los que coincido plenamente; Guadarrama y 27 Puntos.
Pues bien en este debate se llega a decir que el uso debe ser voluntario, como si de un vulgar seño identitario se tratara.Como debe ser. Y unos que canten el cara al sol, y otros "El Sitio de Zaragoza"; unos que levanten el brazo derecho y otros los dos a la vez; unos que obedezcan la jerarquía y otros se hagan asamblearios, que descuelguen las fotos de los fundadores y pongan unas de Carmele Marchante. O que pongan una canción de Macaco en nuestros vídeos electorales ...ah, que ya se ha hecho, se me olvidaba.
La Camisa Azul y nuestro Himno, forman todas parte de un estilo que está en vías de extinción por motivos puramente de cálculo electoral. El punto de partida sobre el que se empezó a trabajar era que la camisa, los himnos y todo lo que se le asemeje impide llegar a los ciudadanos, porque suenan a franquismo, a caduco y es impropio de un partido "moderno". Quitarlos de golpe hubiese supuesto un auténtico shock, así que se empezó a dejar libertad para usar o no la camisa. Luego se empezó a dejar de "olvidar" efemérides tan cruciales como el 4 de marzo, y las pruebas me remito como las de éste ultimo año.
Los que defendemos el uso de la Camisa con orgullo nos lamentamos muy profundamente de la deriva de la organización, simplemente, y encima de que queráis que comulguemos con ruedas de molino, ya que se nos achaca encima intrasigencia y poco modernismo.
Desde mi punto de vista, cambiar el 4 de marzo por lo que se ha celebrado en Valladolid el 6 de marzo es sintomático de lo que digo. Camisa, himnos, Cara al Sol, brazos en alto, y toda la mísitica que deriva de lo anteriormente citado está siendo apartado por motivos tácticos, es decir, de votos. Y desde mi punto de vista supone una injustificada desnaturalización de lo que somos, guste o no, y pese a quien pese. Se me abren las carnes viendo a un falangista quejarse del uso de la camisa azul, la verdad. De su teórica imposición cuando hace décadas nos matábamos por ella. No se, serán los nuevos tiempos. Esos nuevos tiempos de los que tanto nos quejamos, y resulta que ahora hay que amoldarse a una sociedad a la que aspirabamos a renovar de arriba abajo, en formas y fondos. No se, haced lo que queráis, de verdad. Tengo guardada mi camisa para que me entierren con ella y otra para que la herede mi hijo. Y no por ello he dejado de trabajar "día a día" como tanto os gusta decir, como si fuesen cuestiones antitéticas. Para mi es una traición. Lo puedo decir más alto pero no más claro, y la verdad, a estas alturas de la película me importa bastante poco atenerme a lindezas semánticas. Traición a nuestra historia, traición a nuestro estilo y traición a nuestros caídos.
Dejo ya el tema, porque efectivamente, las posturas están muy claras. Ahora bien, quiero dejar claro que no somos "nosotros" (?¿) los que abrimos la caja de los truenos sino que hace años se inició una línea de actuación con la que evidentemente muchos no comulgamos. Somos unos carcas, evidentemente.
Quizás todos los que nos antecedieron estaban equivocados, pero esa camisa que a algunos tano les molesta, por esa misma camisa, muchos CAMARADAS (de los que igual hablaban menos y hacian más) murieron, no por la camisa azul mahón sino por todo lo que representa, la IDEOLOGIA, la visión de una españa mas justa, por la justicia social, por la unidad de la Patria. No me entra en la cabeza que un falangista proponga retirar la camisa azul de nuestra simbología para parecer mas "modernos", no anclados en el pasado; recuerdo que el nacionalsindicalismo es la ideología más joven de europa ¿quién nos puede llamar antiguos? Y si, a mi , me parece una traición a eso que los carcas llamaban "ética y ESTILO". Estamos abandonando nuestra forma de ser para que la sociedad nos acepte, nosotros no somos los que tenemos que cambiar son ellos, por algo FE JONS es un partido revolucionario porqué aspira a cambiar la sociedad de arriba abajo.

21 comentarios:

Javier Centuria dijo...

Me duele España por los cuatro costados camarada pero más me duele tener que darte la razón en todo articulo. Soy de la FE de las JONS y estoy al igual que otros muchos más que harto de cambiar votos parlamentarios por esconder en publico nuestras señas de identidad. Harto de ver como los camaradas se ponen la camisa azul en los actos y se cambian al abandonarlos, harto como bien dices de cuatro arribistas que han decidido mientras no les quiten el mando vender prinicipios revolucionarios por parecer aspirantes renovadores del puto sistema liberal, lo siento pero este tema me pone fuera de mis casillas. Por mi parte he decidido visitar a los posibles nuevos militantes con mi camisa para que entiendan con el ejemplo nuestra grandeza. Una camisa azul no hace al falangista, pero el que lo es deja de serlo al no necesitarla, lo próximo que será el yugo, las flechas o la mismisa bandera rojinegra. ¡Arriba España ! Con mi camisa azul hasta morir...!!!

R C E dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo.

No por el hecho de ponerse una camisa a rayas verdes vamos a convencer a más gente, ni por ocultar la azul vamos a dejar de estar encorsetados.

clandestino dijo...

voy a contar una anecdota, en la ultima asamblea de Fe-JONS estabamos en la puerta del hotel y paso un señor paseando con un perro su comentario fue el siguiente "hacia tiempo que no veia gente con la camisa azul" y siguio con su paseo, no lo dijo reprochandonos el llevarla sino como con admiracion o posiblemente recordando tiempos juveniles...al menos eso me parecio creer por lo que creo que este debate cansa y teniamos que dejarlo ya de lado porque como dice Javier Centuria lo proximo que sera el yugo...

carlos dijo...

Pero en que piensan , la falange de Joé Antonio salió del pueblo , la que ganó la guerra , la que fué diezmada en Somosierra, y la que dejo su sangre en Rusia con la Divisió Azul, también surgió del pueblo.......pero de donde se creen que ha salido lA FALANGE....nada mas cercano al pueblo que la camisa azul, ademas es parte de la identidad de los que nos sentimos falangistas o cercanos a la ideologia nacionalsindicalista, ya vale de gilipolleces de errores y de concesiones..........por cierto voy a seguir levantando el brazo y cantando el Cara al Sol ms que nunca......

Soldado Vikingo dijo...

No quiero ofender a nadie, pero los simbolos nuestros han sido muy manipulados e injuriados, y no debemos olvidarlos para siempre, sino guardarlos hasta el día en que estemos seguros de que el lucirlos no los hara mas daño aún.
Y que conste que no hablo por el acercamiento al pueblo, el pueblo ya pasa de nosotros (peor para ellos claro) pero cada vez que nos ve con la camisa azul o el yugo y las flechas ya los tenemos encima insultando e injuriando.
Por esos motivos apoyo mas en estos momentos al Frente Nacional. Demostremos al Sistema que podemos hacerle frente con o sin camisas, con o sin himnos y siendo siempre nacionalsindicalistas o lo que uno quiera de pensamiento, que es el unico lugar de donde no nos podrán quitar nada.

Anónimo dijo...

Podemos observar claramente a la derecha ACOMPLEJADA que es el PP, podemos ver cómo algunos intentan ACOMPLEJAR al falangismo y otros los están desde hace bastante tiempo, y podemos mirar claramente nuestra vida cotidiana para comprobar que NI EL PSOE NI LOS SEPARATISTAS NI LA IZQUIERDA EN GENERAL TIENE NINGÚN TIPO DE COMPLEJO; es más, rinden honores a sus representantes históricos por muy sangrientos que fueran, cantan llegado el caso la Internacional y se ponen ese estúpido pañuelo rojo y levantan el puño incluso para hacerse una foto.
Lamento ser tan duro, pero en mi opinión todo aquel que reniegue de unos símbolos que representan los ideales por los que tantos camaradas murieron, deberían afiliarse cuanto antes al PSOE o similares, y dejar de una vez por todas el falangismo a LA FALANGE, o a los falangistas que se precien de serlo, sin complejos ni concesiones progre-basuras. Algunos no necesitan ni que se les aplique la Memoria Histérica, ya se lo hacen ellos solitos con la vana esperanza de conseguir un puñadito de votos.
No pienso renunciar JAMÁS a mi camisa azul ni a nada del falangismo, y si algún día la organización en que milito decidiera hacerlo yo me apartaría de ella y no me afiliaría nunca más a ninguna otra, ni votaría a nadie.
Mis hijos pequeños cantan el Cara al Sol y lo han hecho en el patio de su colegio. Al que no le guste que no mire, o que se tape los oidos; yo tengo que aguantar la vidorra abusiva de toda la casta política y ademán mantenerlos con mis impuestos.
Ni izquierdas ni derechas: FALANGE, sin complejos.
¡Arriba España!

Amor_Patrio (del foro Azul Mahón)

Anónimo dijo...

Aclara que la carta del guardia civil la cogiste del foro de DN por hay dicen los tontos de los antifas y alguno de los otros que eres tu.

Un Saludo

27 puntos dijo...

Los símbolos y la ortodoxia falangistas

Uno de los indicadores de la estulticia del llamado “mundo azul” es el desprecio a todo lo que, sin ser lo sustancial en la Falange, sin embargo, posee un valor incalculable. Nos referimos a nuestros símbolos: a nuestro haz de flechas yugadas, símbolo de Isabel y Fernando, que culminaron la resurrección nacional y lanzaron los ímpetus imperiales y misionales de España por todo el orbe; nuestra camisa azul, hábito y uniforme de la Santa Hermandad de la Falange, sobria y proletaria, mortaja de innumerables camaradas caídos o mártires; nuestro himno, el “Cara al sol”, canción de amor y guerra que resume nuestra mística de combate, vida y muerte, que acompañó a los camaradas que nos precedieron en el servicio de la Causa; el saludo romano, brazo tendido en alto, signo de catolicidad e imperio, de nobles afanes y de fe arrolladora. Los símbolos y la liturgia falangista son parte fundamental de la estética falangista. No entendemos estética en el moderno sentido -vacío y frívolo- de la mera apariencia exterior; la estética es la disciplina filosófica que trata de la sensibilidad, de cuanto se refiere a los sentidos. La estética falangista consiste, por tanto, en las diversas expresiones simbólicas de los ideales falangistas que pueden ser percibidas por nuestros sentidos, es decir, la camisa azul, las banderas, las flechas yugadas, los cisnes y águilas, el saludo y las canciones falangistas. Pero, además de esto, la estética falangista se expande a toda expresión sensible de los ideales de nuestras tradiciones, pues en ellas echa la Falange sus raíces. Y tan firme y dinámica, tan tradicionalista y revolucionaria es la doctrina como la estética falangista. Por tanto, hay unos cánones estéticos a los que se adscribe la Falange, firmemente fijados en sus fundamentos, y que han sido definidos por las figuras gigantescas de Rafael Sánchez Mazas, Eugenio d´Ors y otros muchos, poetas, artistas y estetas de la Falange. Algún día hablaremos en profundidad de todo esto, o mejor dicho, insistiremos en lo que dijeron nuestros mayores y maestros.

(---)

Por ahí va la cuestión de los símbolos. Indefectiblemente, quien comienza arriando los símbolos, antes ha edulcorado y suavizado el rigor y la esencia católica de nuestro estilo, y acabará mutilando la doctrina y convertir a la Falange en una aberración que en nada se diferencia de un partido político al uso. A quien le incomoda la inflexibilidad de la ética falangista, le resulta vergonzante e inadecuado lucir con orgullo el yugo y el haz. A quien le molesta la ascesis cristiana del estilo falangista, forzosamente le resulta estridente vestir la camisa azul. A quien le desagrada la disciplina militar de nuestro Movimiento, sin duda le parece fuera de lugar recordar a los caídos y a los mártires cantando nuestro himno. Porque a tales mamarrachos les parece más valiosa la opinión y el respeto de las mayorías que el ejemplo de nuestros caídos, les resulta más estimable un escaño parlamentario que una escuadra de falangistas. Así pues, quédense ellos con sus votos, sus chabacanas innovaciones estéticas, la búsqueda del respeto de las masas y sus supuestos medios materiales que nunca llegan. En su superficialidad, no entienden que tienen la partida perdida desde el principio. Allá la traición y la estupidez. Nosotros, los falangistas, los que no cedemos un paso en el combate por la liberación de la Patria, preferimos mil veces el puesto bajo las estrellas, preferimos la ética y el estilo sin sucedáneos ni suavizantes, preferimos la mística militar, religiosa y proletaria, la Revolución Nacionalsindicalista, la camisa azul, el yugo y las flechas e intentar encarnar en nosotros el espíritu que animó a nuestros héroes y mártires. Solo en esto hay garantía de que en España vuelva a reír la primavera.


Para leer el artículo entero, el cual recomiendo, lo puede hacer en la página de Falange española Independiente:

http://www.wadhoo.com/falange-independiente/t15/page2.asp?id=39385&rf=52&rt=5

Anónimo dijo...

http://ynestrillas.blogspot.com/2010/03/camisa-roja.html

Lisbeth dijo...

Álvaro, esta reflexión me parece totalmente superflua y estúpida. De falangista de pastel. De necesitar parecer alguien, porque no lo eres y si te vistes de una determinada forma eso ya te convierte en falangista. Reducir el falangismo a eso si que es una traición. Mira lo mediocre que me parece esta reflexión que me recuerdas a los skinheads llenos de parches de esvasticas porque se creen que así son mas "nazis"...porque no son nada y necesitan parecerlo. Y el que no los lleva para ellos es el menos nazi de todos -o no es del todo nazi- aunque este se haya entregado enteramente a la causa -si es que no lo tachan de cobarde o de traidor-. Como tú, mentalidad de niño de 3 años. Del que reduce todo a la superficialidad cuando las cosas han de ser comprendidas en su profundidad.
No se si te das cuenta, pero todas las personas que han renunciado a ella, precisamente porque se ha convertido en una vergüenza gracias a quienes la representan hoy en día, son los que han dado su vida enteramente a la causa. Los entregados, los que han sufrido de verdad por merecerla y con todo el dolor la rechazan porque representa a los mediocres como tu que nunca han echo nada por merecerla pero ahora los tachan de traidores.

Tu mismo has dicho "Se me abren las carnes viendo a un falangista quejarse del uso de la camisa azul, la verdad. De su teórica imposición cuando hace décadas nos matábamos por ella." por ese mismo echo un verdadero falangista la rechazaría al ver como se usa hoy en día la camisa azul, NO MERECIDA. La traición a nuestros caídos es llevarla PORQUE NO LA MERECEIS.

¡¡¡¡¡EL TRAIDOR ERES TU!!!!!!

27 puntos dijo...

Lisbeth , los insultos sobran, y los juicios de valor sobre el trabajo de los demás sin conocerlo, son una falta de respeto.

Normalmente el que más habla es el que más tiene que callar.-

Anónimo dijo...

http://ynestrillas.blogspot.com/2010/03/coincidencia-siguiendo-narciso-perales.html

Lisbeth dijo...

27 puntos:

1)Conozco a Alvaro Romero, lo suficiente como para saber lo que ha echo y lo que no.

2) No he empleado ningun insulto. Si traidor es un insulto, entonces sus insultos también sobran.

3)Esa frase te ha quedado muy bien, pero te has confundido de destinatario. Otra para ti: Hablar poco, pero mal, ya es mucho hablar.

27 puntos dijo...

1ºÁLvaro, esta reflexión me parece totalmente superflua y estúpida. De falangista de pastel.
2ºMira lo mediocre que me parece esta reflexión que me recuerdas a los skinheads llenos de parches de esvasticas porque se creen que así son mas "nazis"...
¿SIGO?

No tengo el gusto de conocerte, así que ni sé quién eres ni tampoco me importa.

Por mi os podéis vestir de lagarteranas para así intentar que "vuestro" mensaje llegue al pueblo español ( el resultado va a a ser el mismo 0 ), pero el falangista que reniega de sus símbolos, de sus himnos, de su pasado podrá ser muchas cosas,ahora, falangista NO.-

Un saludo brazo en alto.-

Alvaro Romero Ferreiro dijo...

Lisbeth no se si me conoces los suficiente o no, pero se me puede tachar de muchas cosas ya que mi vida es una continua imperfeccion, como te podrá decir el administrador de otro blog al que preguntas si soy un traidor o no y ha tenido la caballerosidad de no contestarte bien por no crear malos rollos o bien porque no me lo considere,pero me considero LEAL,equivocado o no, per nunca un traidor.

Anónimo dijo...

27 puntos: Lisbeth no ha insultado a nadie, solo está diciendo lo que le parece lo que Alvaro ha escrito. Y nadie está hablando de renunciar a sus símbolos o a su pasado, esta diciendo que llevar camisa azul hoy en día es lo que menos nos tendría que preocupar habiendo los problemas que hay y que, es verdad, que no la merecemos llevar porque se ha convertido en un símbolo rídiculo en nuestros cuerpos. Tachar a quien no la lleva de traición es una ridiculez. Y convertir el falangismo en una vestimenta, como dice Lisbeth, la peor traición.

27 puntos dijo...

Nunca contesto a los que firman como "anónimo" pero esta vez haré una excepción porqué por lo menos has sido educado.

Que hay problemas más urgentes e importantes para ser resueltos ue el tema de la camisa azul, totalmente de acuerdo, pero es pura demagogia intentar decir que por debatir sobre el uso de esta prenda nos olvidamos de los verdaderos problemas.

¿tiene que estar enfrentado el portar la camisa azul (aunque a ti te parezca ridícula) con el de trabajar por nuestra revolución? Yo creo que no. Aspiramos a cambiar la sociedad, no estamos aquí para caer simpáticos ni modernos, nosotros somos revolucionarios y debemos de conservar los símbolos que José Antonio nos legó.

Comprometido dijo...

¿Si? ¿Aunque disten tanto, del legado politico de José Antonio, que quienes la hayan lucido como símbolo oficial, o la luzcan hoy, representen justamente lo CONTRARIO?¿aunque la hayan convertido en esperpento mediante el uso de por diversas camarillas enfrentadas "orladas, para mayor escarnio, con el acompañamiento coreográfico de nuestras camisas azules"?
No concibo mayor ofensa a JAPR

Anónimo dijo...

Ahora resulta que además de pocos somos todos indignos. Pues vaya, según la óptica de algunos y alguna: mejor sería enterrar al falangismo hasta que surja un príncipe azul (nunca mejor dicho) idílico.
Pues va ser que no.
P.D. El partido ese conocido como Izquierda hUndida propone actualmente ilegalizar a los falangistas (incluso creo que el PP también lo propuso hace tiempo), solo nos faltaba que además de nuestras desuniones también intentemos mutilarnos.
Desde luego que falangistas no habrá mucho, pero absurdos/as todos los que quieras. Tontos o sicarios del sistema, estoy en duda.
Por la sombrita.

Anónimo dijo...

uhhh, a mi me parece que la desaparecida Clara se ha convertido en Lisbeth......tú si que eres superflua y estúpida,según tus propias palabras. Anda a leer Mileniunn y deja a los demás en paz, bonita.

Anónimo dijo...

uhhh, a mi me parece que el ultimo anonimo va a ser la apodada como "la vaca loca" o "mesa camilla" de carnes porcinas, depende del entorno, que anda por ahí.

Anda y vete a leer que asi dejaras a los demás en paz, king kong. Deberías buscar algun entretenimiento para mitigar tu amargura y dejar de meterte en la vida de los demás.