lunes, 12 de noviembre de 2007

VIVA EL REY(CON MATICES)



Me ha mandado un articulo sobre el incidente de la ultima cumbre iberoamericana,mi amigo y camarada Jose Pedro.Por su interes lo transcribo literal y os dejo la direccion de su pagina para que podais leer otros articulos de Bunker. www.patriotas.es
Búnker escribió:
En nuestra españa (la minúscula es obligada), de Pin y Pon, en nuestro país de pandereta, en este reino de Taifas, que algún día se llamó España, en cuyo imperio no se ponía el sol; (era nuestro País una nación respetada, muy respetada, y cuando no, temida); pues en esta españa de ahora, los hechos heroicos han de ir en consonancia con el país al que representan.
La España grande tuvo que tener Numancias, Lepantos y 2 de mayos. La España grande tuvo que conquistar Granada, expulsar a los judios y hacer la conquista de América.La España grande consiguió desembarcar en Alhucemas, batirse en las estepas y en Possad, o conseguir la Gesta del Alcázar, pelear en Breda o en Filipinas y emplazar nuestras banderas para que flamearan con orgullo en medio mundo.
Ahora por contra... tenemos lo que corresponde a esta ex-paña que entre todos nos hemos dado. Aún están trémulas mis piernas por aquellos hechos heroicos que narraba el Federico Trillo cuando decía: "Al alba, y con un tiempo duro con viento de levante de 35 nudos..." y ya vislumbro un nuevo hecho heróico.Efectivamente fue la conquista de Perejil, extrapolando las grandes gestas a la época actual; algo similar a las batallas de la armada invencible, o a la más alta ocasión que vieron los siglos.Lepanto en épocas grandiosas, Perejil en... bueno, pues eso, ahora. Y de verdad que se me erizaron los vellos de mi cuerpo cuando vi la bandera de España ondeando sobre esa isla de la que muchos casi no sabíamos nada; vi un hecho de armas del que me sentía orgulloso, orgullosito, orgullosín. Bueno, orgulloso en la medida que se puede sentir orgulloso alguien en esta época de tibios, de apátridas, y porque no decirlo de hideputas.
Yo me siento, soy, profundamente republicano; básicamente porque en la España actual (me duele seguir poniendo España con minúsculas) una persona seria, honesta y patriota no puede ser nada más que republicana, pero me llaman la atención algunos hechos recientes, a saber:
El rey de España tiene otorgada por la legislación española una función; la del poder moderador de la Corona. A este rey de opereta y chirigota le dicen lo que tiene, o lo que puede hacer; es además el superior jerárquico y jefe supremo de nuestras fuerzas armadas; (y no debía serlo sólo para presidir desfiles). Esa carencia tremenda de funciones; y de pantalones para ejercerla, ha conllevado que las faltas de respeto para el monarca y por ende a aquello que representa sea constante, su figura ha sido vilipendiada por separatistas e independentistas que queman sus fotos junto a la bandera rojigualda. Es dificil conseguir que se respete a aquel que no se respeta a sí mismo, a quien se lleva su sueldo sin trabajar, y a quien pretende luchar contra la inmigración tan sólo elevando las tasas de natalidad de los miembros de su árbol genealógico.
Somos muchos los que vista la dejadez existente por parte de nuestra Corona, esperábamos en breve, verle ir a la misma agencia de viajes a la que fue su abuelo; para sacar el mismo billete y realizar la misma ruta turística que inició un lejano mes de abril. Pero sorprendentemente parece que el actual Borbón se resiste; no sabemos si por propia voluntad, o por deseo expreso de sus encargados de marketing, que intentan reflotar la figura de D. Juancar. (El democrático rey).
Y quizás por eso recientemente, el Borbón y Sra. se desplazaron a Ceuta y Melilla cuando la Corona no se había atrevido nunca a sentar sus Reales en dichas plazas. Eso ha hecho que se indignen los Alahuitas y al mismo tiempo y "sensu contrario" a que se hayan visto multiplicados por mil los apoyos al rey, no sólo en esas ciudades sino en el resto de España que ven con simpatía todo aquello que pueda molestar a los Hassanes, nuestros enemigos naturales.
Ese hecho de la visita de los Reyes a España; (Sí Pepiño, a España y no a Marruecos), en los territorios de Ceuta y Melilla, es comparable con los grandes hechos ocurridos en Sidi-Ifni. (Recordemos que seguimos comparando hechos de una España grande con los de una España microscópica dónde los hechos heróicos se miden en Micras)
Y apenas acallados los hechos de las africanas ciudades Españolas, de repente salta a la luz pública que el Rey de España, como un auténtico héroe en una descamisada del siglo XV, batiéndose cuerpo a cuerpo y por derecho, le planta cara al Gorila Rojo, y le dice un contundente, TÚ TE CALLAS. Mientras tanto el apátrida Zapatero, es capaz de seguir haciendo ademanes de talante, y sin perder la compostura, pretender, ralentizando la voz, apretar esfínteres por si por un casual se le escapaba en el mejor de los casos, digamos, un pedito.
Ayer por un momento todos los patriotas fuimos Juan Carlos, cuando con un dedo, en un gesto serio, pretende cual insigne pedagogo enseñar modales al dictador venezolano.Debía enseñarle modales por varias razones, a saber:
1. Primero por insultar a los fascistas llamando fascista a José María Aznar.
2. Por insultar a nuestro antiguo presidente de Gobierno. Puesto que insultándole a él se insulta a España.
3. Por insultar a España en la persona de nuestro presidente actual, cuando incumpliendo las más elementales normas de corrección internacional y diplomática, se ofende e interrumpe a Zapatero. Y mientras tanto Zapatero y Moratinos con la sonrisa bobalicona de un drogata sodomizado; sin decir nada, sin pundonor, sin empaque, sin orgullo y sin verguenza.Cuando el Rey se levanta y se marcha en un elemental y mínimo saber estar, ante los insultos de Chávez y de Ortega, toda la representación española debía haberse levantado y haber acompañado a su monarca.
Ayer si bien nos avergonzamos una vez más de nuestro presidente, nos sentimos orgullosos durante unos segundos de nuestro Rey, que en una balandronada sin precedentes plantó cara al sátrapa de Chávez y realizó un desplante heroico comparable con Cortés cuando quemaba sus barcos. Tan sólo diferentes ambos hechos, en la variable de la pretérita grandeza de la Patria.
Dicen las malas lenguas que el rey bebe; no me refiero a agua, sino a otro tipo de bebidas más espirituosas, y que ayer, había realizado un uso social de la bebida previo a su intervención en la cumbre iberoamericana. Pues quizás, no lo descarto, pero lo que si es evidente, es que bebido o no, Juan Carlos tiene más cojones que Zapatero hasta borracho. Ya veremos si las palabras del rey traen cola, ya veremos si José Luis Carod Rovira no salta defendiendo al gorila, y es que ya se sabe, entre primates anda el juego. No descartemos que Zapatero pida perdón en nombre de España, por que nuestro rey haya ordenado callar al vociferante representante Iberoamericano. (Hasta ahora íntimo Zapateril)
En cualquier caso, la figura del rey ha salido fortalecida, e incluso yo, republicano ferviente, por unos segundos me he levantado como un resorte diciendo: ¡ Con un par de huevos, ese es mi rey ! :
En una cumbre de Hispanos
Que en Chile se celebraba
Con movimiento de manos
Un mono nos insultaba.
Zapatero se humillaba
y le mudaba la voz
mientras Chávez nos faltaba
y nos soltaba su coz.
De repente entre las gentes
que en la cumbre debatían
atronó con voz potente
¡vive Dios! la monarquía.
Y Ajustándose el coleto
y ciñendose el morrión
le dijo muy pizpireto
nuestro ilustre rey borbón
mientras le enseñaba un dedo
al ofensor desta Españal
a palabra no te cedo
¿Porqué no callas? Canalla.
Ante la ofensa tamaña
ya no es el rey del desfile
Pues ¡Santiago y Cierra España!
hoy es Santiago de Chile.
Hoy me he sentido orgulloso
de Juan Carlos de las Jons
luchando como en los tercios
Otro tercio,... sin alcohol.
Si nuestro rey siempre fuera
un digno representante y
no fuera una quimera lo de España, por delante...
Hoy muchos te apoyarían con los dientes, o con piedras.
Pero si eres flor de un día
Pronto serás Juan sin tierra.
Búnker.




Contador Gratis

2 comentarios:

Javier Ayanotna dijo...

Muy buena la poesía.

Anónimo dijo...

Fíjate que curioso... que yo pienso exactamente lo contrario, que mal patriota puede ser el que no sea monárquico... bueno, será que he jurado fidelidad al Rey, derramar la última sangre por mi Patria y esas cosas... menudeces, según muchos...